Donde lo cordobés aparece en su hermosa evidencia

Un paseo por la historia


ArrowArrow
ArrowArrow
1952 Lola Flores
Slider

En bota de roble


A lo largo de este siglo y pico de andadura son muchos los personajes célebres, españoles y extranjeros, que han visitado la Bodega, enamorados del alma sencilla y popular de esta Casa, de las galerías de botas en penumbra y de los alegres patios de cal y azulillo. La lista de visitantes sería ya, a estas alturas, casi imposible de hacer. Flamencos, poetas, matadores de toros, políticos, nobles y artistas; su rastro puede seguirse en las cariñosas dedicatorias que un día dejaron en las viejas botas de roble donde se cría, tan misterioso, el vino, o en las fotografías que hay desperdigadas por toda la Bodega.

La reina doña Sofía trajo aquí a su hermana Irene de Grecia y a su prima Tatiana Radziwill, para que conocieran el flamenco y la chispeante cocina del Sur. Tony Blair apareció un buen día de paisano, estuvo tapeando con su amigo el guitarrista Paco Peña, y a la vuelta a Londres no se olvidó de los Campos, mandando invitaciones para la recepción de Downing street.

Noches flamencas de verano en los patios de cal y azulillo, visitas oficiales y de incógnito, encuentros culturales, exposiciones y veladas en los días de Feria… Puede decirse que aquí se ha celebrado de todo un poco, y que por aquí ha pasado y pasa todo el mundo. Todo el mundo que quiera adentrarse en la hondura de esta ciudad antigua, en sus tradiciones más queridas y en su entrañable cultura popular.

Palabra de Antonio Gala


Antonio Gala

“Desde hace muchos años, cada vez que he vuelto a Córdoba, he vuelto también a las Bodegas Campos. Se trata de un lugar en que lo cordobés aparece con su hermosa evidencia, y en el que se es recibido con una hospitalidad llena de afecto. Un lugar donde puede descansarse del ajetreo que tan mal le sienta a la ciudad, y que resume bien la sabiduría vital, la parsimonia y la secreta elegancia que caracterizan el auténtico carácter cordobés y no el contaminado. Sin las Bodegas Campos, la Córdoba de hoy no estaría completa: le faltaría uno de sus más fieles recordatorios”.

* Campos requeridos

* Campos requeridos
** Recibirá confirmación por teléfono o email.